En Colombia, cerca de 18.000 mujeres han sido víctimas de violencia de género desde 2018

La Defensoría del Pueblo informó que 17.949 mujeres y personas con orientación sexual e identidad de género diversas fueron víctimas de violencia basada en género, desde 2018 hasta septiembre de 2021.

“Este es un dato que presentamos hoy, en el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, y que nos duele y nos obliga a seguir trabajando con intensidad para que sus derechos sean respetados en todo el país”, dijo el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

La Defensoría agregó que la mayor cantidad de víctimas de estos hechos, han sido mujeres entre los 29 y 40 años (34,9 %), seguidas de las de 19 y 28 años (27 %); las de entre 41 y 60 años (22 %); niñas entre los 6 y 13 años y personas adultas mayores (con el mismo porcentaje del 3,3%); adolescentes entre 15 y 18 años (3,2 %) y niñas entre los 0 y 5 años (2,4 %).

“Los principales agresores son parejas, exparejas y personas conocidas, por lo que se infiere que la exposición a la violencia se agudiza en el entorno familiar y de confianza de las mujeres. La pandemia visibilizó y profundizó las barreras que enfrentan las mujeres para acceder a sus derechos y a una vida libre de violencias y se reiteró que para algunas mujeres el lugar más inseguro es su propio hogar”, indicó el Defensor del Pueblo.

Además de los allegados, los siguientes agresores son los grupos armados ilegales, por los impactos que el conflicto continúa representando para las mujeres. Y, por último, los agentes del Estado, representados en la fuerza pública y funcionarios públicos de entidades gubernamentales, lo que preocupa a la Defensoría porque estos últimos son quienes principalmente deberían proteger los derechos humanos de las mujeres, en virtud de la responsabilidad internacional del Estado al ratificar los tratados y convenciones en materia de derechos humanos.

Por otro lado, la Defensoría informó que entre 2018 a 2021 se presentaron 351 casos de presuntos feminicidios. La mayoría fueron cometidos en Córdoba, Cundinamarca, Putumayo, Meta y Magdalena.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *